•  
  •  
  • Home
  • /Articulos
  • /Respuesta fisiológica de la ansiedad escénica en músicos. (II)
Respuesta fisiológica de la ansiedad escénica en músicos. (II)

Respuesta fisiológica de la ansiedad escénica en músicos. (II)

Lo que habitualmente asociamos a nervios es lo que desde el punto de vista científico se llama respuesta fisiológica de  ansiedad escénica.

Cuando pedimos a alguien que describa que siente cuando está nervioso, lo que habitualmente nos suele describir es la respuesta fisiológica que tiene su sistema nervioso autónomo ante una situación determinada. En el caso de la ansiedad escénica yo personalmente  pregunto:

¿Donde te sientes nervioso?  Estas son algunas de las respuestas más habituales.

En el estomago, siento como una contracción.

En las manos, me sudan mucho y/o me tiemblan.

En las piernas, siento que  tiemblan.

En la mandíbula, la aprieto mucho.

En la espalda, la siento completamente rígida.

En la garganta, siento que se me cierra.

En el corazón, parece que se me va a salir.

En mi respiración, se acelera y acorta.

Todo esto es básicamente algunas de las sensaciones más frecuentes que siente un músico antes de comenzar la actuación o incluso durante ésta. Suele ser lo que más nos molesta a la hora de tocar o al menos eso solemos decir. En el caso de los instrumentistas de cuerda, especial mención requiere el temblor de la mano derecha o el sudor de la izquierda, algo también bastante habitual  en pianistas y guitarristas. En los instrumentos de viento podemos decir que molesta mucho la sequedad de la boca.

Lo cierto es  que, como dijimos en el anterior artículo la ansiedad está formada por tres componentes principales (Reacción Cognitiva, Reacción Fisiológica, Reacción Motora) y la fisiología es solo un componente de la ansiedad escénica, pero es la que sentimos que físicamente  nos influye más y por lo tanto afecta mucho a nuestra interpretación.

Precisamente por el hecho de que la fisiológica nos afecta directamente a la parte más física de la actuación, el entrenamiento mental para la actuación debe tomar una importancia especial, tanto como formación como por prevención de la salud del músico. En este sentido deberíamos ser igual de disciplinados en el entrenamiento de esté área como lo somos en la técnica del instrumento.

Habitualmente damos a los clientes herramientas para entrenar el control de la reacción fisiológica. Son ejercicios para potenciar la capacidad de  concentración, desarrollo de la relajación muscular, control de la frecuencia cardíaca y respiratoria etc. Estas herramientas son muy potentes y tienen una gran eficacia contrastada, pero como cualquier habilidad necesitan de un entrenamiento disciplinado y también como cualquier habilidad cuanto más “práctica inteligente” más control y mejores resultados.

Cuando un músico al igual que un tirador de élite o un arquero olímpico, han trabajado y entrenado de manera continua un ejercicio de control cardíaco, es capaz de mantener la frecuencia cardíaca y respiratoria dentro de unos parámetros normales e incluso bajos en plena competición o actuación. Es cuestión de entrenamiento mental, de práctica inteligente efectiva, constante y disciplinada.

Existe un concepto que hemos llamado “ciclo fisiológico de la ansiedad escénica”  se trata de una cualidad que tienen los diversos síntomas que aparecen con la reacción fisiológica de la ansiedad escénica. Cada uno de los síntomas están interconectados y su magnitud es directamente proporcional… ¿que significa esto? pues muy fácil; cuando uno de ellos aumenta los demás también van aumentando de manera proporcional y si uno de ellos disminuye los demás van disminuyendo también de manera proporcional.

Captura de pantalla 2015-08-09 a las 21.37.35Por ejemplo, si practicamos un ejercicio de relajación muscular y lo introducimos dentro de nuestros hábitos de estudio como un ejercicio  más, vendrá un momento en el que seamos capaces de estar en una situación de ansiedad  como es una audición o concurso y tengamos toda nuestra musculatura relajada. La  cualidad de interconexión de la magnitud de los síntomas fisiológicos, del “ciclo fisiológico de la ansiedad escénica”  provocará que además de tener nuestra musculatura relajada nuestros temblores desaparezcan, no tengamos taquicardia y no tengamos hiper-sudoración.

Así pues con disciplina y desarrollo del E.M.A.® (Entrenamiento mental para la actuación) podemos llegar a controlar los efectos de la reacción fisiológica de la ansiedad (aquello que sentimos en momentos de ansiedad).

No lo dudes, con formación e información todo es susceptible de mejorar.

Y hasta aquí nuestros segundo artículo sobre la Respuesta fisiológica de la ansiedad escénica en músicos.

 

CompártenosShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *